Nacida en Tenerife, el 2 de abril de 1994, María López, más conocida como Marie de la Rue o “La rue art”, dejó su isla para mudarse a tierras francesas, trabajando en nuevas ideas y profundizando en su propio estilo de dibujo. 

Desde muy pequeña le sedujo el mundo de las artes, en muchas de sus formas. En 2014 se especializó en lo que amaba, el mundo de la Ilustración tradicional y las técnicas de grabado calcográfico.

Visitó varios países que dieron vida a su mundo, pero finalmente se asentó en Les Bordes-sur-Arirze, un pequeño pueblo al sur de Toulouse, donde músicos, artistas y agricultores se reunían para crear una pequeña sociedad utópica. 

Expuso en varios lugares de Toulouse y alrededores, y vendió su arte en diferentes espacios culturales por toda Francia. 

Siente también un profundo interés en la mitología japonesa y sus técnicas tradicionales de ilustración, se sumerge hasta tal punto que parte sus obras adquieren un estilo diferente, con nuevas figuras y colores.

“Ríos, campos de flores, puentes de piedra y paseos por “la Vallée” de los Pirineos, son mi fuente de inspiración, mis mentores, aquellos que me ayudan a plasmar la belleza sobre el papel.

Todo el mundo tiene un pequeño jardín creativo dentro de sí mismo, solo hay que regarlo, echar abono y cuidarlo bien, pues no sabemos la cantidad de cosas mágicas e increíbles que hay dentro de nosotros.”